martes, 10 de marzo de 2015

Ser mujer, ¿Lobby o Ghetto ?

La realidad es que ser mujer parece, por sí mismo, un ghetto, luchando aún por reivindicaciones sociales.

Una sociedad que, aparentemente, le cerraba o dificultaba el acceso sus derechos más esenciales como el voto, el trabajo, la independencia económica y lucha hoy en día por su reivindicación a participar en los altos puestos directivos empresariales, al toreo, al futbol o la política.

Y por si quedaban dudas, nos dedican un día!!!, cómo a las mascotas.

Pero yo creo que en esa lucha social moderna hemos olvidado nuestra verdadera posición. Hemos dominado el núcleo familiar y por ello la estructura social pero no hemos sabido sacarle rendimiento a ese dominio en un Lobby como sí han hecho los hombres. He aquí unos ejemplos históricos:

Cleopatra VII (69-30 a.C.) fue la última reina del Antiguo Egipto. A su llegada al trono, se vio obligada a defender Egipto luchando contra la expansión del Imperio Romano.
Boudica (Siglo I) fue la mujer que consiguió organizar a todas las tribus británicas y vecinas para que se levantaran en contra de la opresión del Imperio Romano.
Juana de Arco (1412-1431) pasó a la historia por que a la edad de 17 años convenció al rey Carlos VII de expulsar a los ingleses de Francia
Catalina la Grande (1729-1796) ha pasado a la historia por ser uno de los mejores políticos del siglo XVII.
 Mary Wollstonecraft escritora y filósofa inglesa que pasó a la historia por su libro titulado “Reivindicación de los derechos de la mujer”.
Ada Lovelace (1815-1852) hija legítima del poeta inglés Lord Byron, es conocida por ser pionera en el campo de la programación y computación gracias a sus escritos sobre la manipulación de los símbolos
Susan B. Anthony (1820-1906) líder del movimiento estadounidense de los derechos civiles de los trabajadores, jugando también un papel esencial en la lucha por los derechos de la mujer.
Florence Nightingale (1820-1910) una de las pioneras de la enfermería moderna, así como la creadora del primer modelo conceptual de enfermería, que defendía la necesidad de un entorno saludable para la mejora de los pacientes.
Marie Curie (1867-1934) química y física polaca pionera en el campo de la radiactividad. Pasó a la historia por ser la primera persona en recibir dos premios Nobel.
Simone de Beauvoir (1908-1986) filósofa y novelista francesa que a lo largo de su vida escribió varias novelas y ensayos sobre temas filosóficos, políticos y sociales.
Benazir Bhutto (1953-2007) Pasó a la historia por ser la primera mujer que ocupó el cargo de Primer Ministro en un país musulmán, habiendo dirigido Pakistán durante dos legislaturas.

¿Son excepciones?, por supuesto, al igual que los hombres. No todos tienen capacidades intelectuales ni inteligencia para destacar. Pero ellos supieron apoderarse de las estructuras sociales y económicas y relegar a la mujer a segundo plano. No sé en que momento, pero no en los albores de la humanidad por que entonces había total igualdad de funciones en pro de la supervivencia de la especie.

En toda mi vida no me he sentido mujer, si ello se aplica a discriminada, salvo cuando lo he permitido. Por lo tanto la culpa es mía por no haber, en esas ocasiones, superado con confianza en mi misma la presión del lobby masculino.

Permitimos el ghetto cuando admitimos la estúpida “paridad” en los partidos políticos, cuando escucho la terrible frase: “Tenemos que poner mujeres”…como si tuviéramos que poner jarrones de flores porque queda más bonito o políticamente correcto. Me cruje todo mi ser. Oigan, que a lo mejor no tenemos mujeres aptas para esa opción como tampoco todos los hombres que están son aptos.

Y sí, somos un Lobby todo poderoso pero aún no hemos sabido ponerlo en marcha.

Ana de Rojas