sábado, 24 de septiembre de 2016

La familia Montarco.- Orígenes

La familia de Rojas, en la rama que después serán los Condes de Montarco, tiene su origen en Antequera, provincia de Málaga, de origen hidalgo, con varios Familiares del Santo Oficio.

 En 1789, mientras Clemente de Rojas Pampin cumple once años, el Rey Carlos IV, concede a un señor llamado Juan Francisco Antonio de los Heros, el título de conde de Montarco de la Peña de Badija. Esta familia afrancesada, con el fin del Imperio francés se encuentran en una difícil posición al haber ocupado importantes cargos durante el reinado de José I. Es expulsado de España y su título, del que pierde la propiedad, pasa a Clemente  por una deuda que figura en documentos de 300.000 reales de vellón.

Clemente de Rojas Pampin es el primer Conde de Montarco del citado apellido. Gran hombre de empresa, fundador y propietario de una fábrica de naipes, los más famosos de la época y de una fábrica de explosivos y otros productos químicos. Sus conocimientos de explosivos le hace ser un experto en su manejo y se ofrece en el 2 de mayo para asesorar a Daoiz y Velarde, convirtiéndose en un héroe de aquella fecha y librando sus depósitos para la lucha contra el invasor francés.

Su nieto, es otro eslabón importantísimo en esta saga. El Rey hace nueva concesión de título dejándolo solo en Conde de Montarco.  Hombre de gran actividad política, Senador y Alcalde de Madrid, fue uno de los principales financiadores de la Restauración. Ïntimo amigo de Cánovas del Castillo. Por su matrimonio con Carmen Vicente, una de las mayores fortunas de la época, se convirtió en gran mecenas, adquiriendo una importante pinacoteca al comprar la colección de Valeriano Bécquer y casi toda la del Marqués de Salamanca.

La  Quinta de Santa Engracia de Madrid, que su mujer había heredado de su padre, D. Juan José Vicente, se convirtió en uno de los palacios más lujosos de Madrid y lugar donde se instaló la colección. Los jardines eran una maravilla donde se cultivaban las más famosas camelias de España. Posteriormente Cecilio Rodríguez lo convirtió en el más hermoso parque particular de la Corte.

 También adquirió un hotel en la Concha, San Sebastián, y sobre todo el monte Igueldo con su torreón y diversos caseríos. De estas temporadas en San Sebastián nació la gran confianza existente entre los Condes de Montarco y la Reina Regente María Cristina. La Reina gustaba mucho de pasear por la cima de Igueldo. Fue sorprendida un día por una fuerte tormenta y al saber la Condesa de Montarco de que no tuvo donde refugiarse, ordenó la construcción de un pequeño pabellón, Mendiotza, en medio de los pinares que coronaban el monte. Este pabellón, debidamente agrandado, fue el origen de la residencia de verano de su hija, la Condesa de Villamonte.

Estos condes de Montarco fueron los mayores terratenientes de la comarca de Ciudad Rodrigo donde acudían con frecuencia a visitar sus numerosas dehesas como El Gardón, Sajeras, Pedro Pulgar, La Dueña, Alcazarén, Cuéllar, Pizarral,  El Vicario, Santaolaya, Rodas Viejas, Sebastián Rubio... Estas largas estancias fueron motivo para el acondicionamiento y mejora del hermoso Palacio de Ciudad Rodrigo, conocido como Casa-Palacio de Montarco y acturalmente Palacio de Ávila y Tiedra.

Manuel, su hijo primogénito, se casó con Blanca, hija de Ezequiel Ordoñez, un acaudalado hombre de negocios hispano filipino lo que supuso una fuerte y nueva aportación económica a la Casa.

El tercer conde de Montarco, Eduardo de Rojas y Ordoñez fue otro personaje clave en la vida familiar. Desarrollando toda clase de actividades empresariales, agrarias y políticas. Le conceden la Gran Cruz del Mérito Agrario, Encomienda de Isabel la Católica, Cruz de Guerra, Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo y la Dignidad de Asiento en Coro de la Catedral de Ciudad Rodrigo por su gestión para recuperar la diócesis que por entonces se le había privado a la ciudad de ella.

Fundador de Falange Española junto a su íntimo amigo José Antonio Primo de Rivera, actor principal en el famoso complot de acuerdo con
Serrano-Súñer y Von Ribbentrop para raptar y trasladar a Alemania a los Duques de Windsor aprovechando su estancia en el palacio de Ciudad Rodrigo, frustrado por la inteligencia inglesa. Fundador de la Pura Raza Morucha, criador de una yeguada de Pura Raza Española. Habitual columnista de ABC, fundador y director de La Gaceta Rural, miembro del Consejo Privado de Don Juan en el exilio. Casó con María Pardo Manuel de Villena, hija de los Condes de Vía-Manuel y Duques de Arévalo, descendientes del Infante D. Juan Manuel, por quien los Condes de Montarco entroncan con la más alta nobleza española.